Menu

twitter2facebook2googleplus2youtube2

Carretera y manta: Los primeros turistas sobre cuatro ruedas

Recordar las primeras vacaciones fuera del hogar supone para la inmensa mayoría de españoles recordar largas horas de interminables trayectos por estrechas carreteras avanzando sobre los primeros turismos que hicieron despegar la industria automovilística en España.

Durante décadas, cada uno de agosto, los SEAT 600, 850, 131 Supermirafiori y los Citroën dos caballos inundaron las carreteras nacionales en dirección a los pueblos de origen de sus conductores o a los emergentes destinos playeros del país. Era la clase media que hizo de los citados vehículos todo un símbolo de libertad y movimiento. Dentro de ellos parecía caber todo lo imaginable, y viajar en ellos era toda una aventura, lenta (comparada con la velocidad de hoy día se alcanza), ruidosa (por el sonido permanente del motor), algo insegura (hoy tenemos el mismo índice de siniestralidad en carretera que hace tres décadas), y sobre todo muy familiar e impregnada de olor a tortilla y los bocadillos de ternera conocidos como ‘pepitos’. También estaban los hermanos mayores, los poderosos, esos Mercedes Benz 220SE, 220D y 240 D que se fueron sucediendo desde finales de los 50 a los 70. Tras ellos llegó BMW, Volkswagen, Renault, Volvo y otras casas principalmente europeas.

La historia de algunos ejemplos míticos:
El 9 de mayo de 1950 se constituye la Sociedad Española de Automóviles de Turismo, S.A. con un capital de 600 millones de pesetas, lo que equivale a 3.606.000 euros, aproximadamente. En estos momentos, en España existe una media de 3,1 vehículos por cada 1000 habitantes y la idea es motorizar al país. Tres años después abrieron la primera fábrica, sacando el primer coche SEAT: un 1400: elegante y espacioso, está dirigido al mercado de lujo y, homologado para el servicio de taxis.
El 27 de junio de 1957 se inicia la producción del SEAT 600, un modelo asequible para la clase media que empieza a emerger en España. El SEAT 600, a veces conocido por “pelotilla”, inicia una época de motorización masiva y se convierte en el símbolo del movimiento y de la libertad, y se estuvo produciendo durante 16 años, habiéndose vendido en España en ese periodo hasta 800.000 unidades.

En 1966 se lanzó el 850, más cómodo, más espacioso y con un rendimiento superior. Es el primer vehículo en ofrecer una amplia gama de versiones: deportiva, 4 puertas y descapotable. En el 68 lanzaron el modelo 124, y en el 73 dos nuevos modelos: el lujoso turismo 132, para reemplazar al 1500, y el deportivo 1430, el 1600 Especial.

FUENTE:
SEAT
R. López, Museo del Turismo

volver arriba

FUNDACIÓN FRAX

Datos de Contacto

Teléfono: (+34) 96 686 40 40
Fax: (+34) 96 686 42 42
Paseo de las estrellas 3,
Albir · L’Alfàs del Pi
(Alicante, España)
turismo@fundacionfrax.org