Menu

twitter2facebook2googleplus2youtube2

¿Es seguro viajar en "low cost"?

Los accidentes protagonizados por aerolíneas de bajo costo en Europa son muy raros porque esas compañías están sometidas a las mismas reglas estrictas de mantenimiento que el resto, señalan los expertos.
Las aerolíneas, también llamadas "low cost", ganaron rápidamente un lugar en el espacio aéreo europeo a partir de la desregulación del sector en la década de los 90.
"Actualmente representan aproximadamente 30 a 40 por ciento de los viajes de media distancia en el continente", explicó Bertrand Mouly-Aigrot, asociado de Archery Strategy Consulting.
Tras el boom de los 90
La pionera fue la irlandesa Ryanair, actualmente con una flota de 300 Boeing 737, mil 600 vuelos diarios y 186 conexiones en aeropuertos de 30 países europeos.
Su competidor británico, EasyJet, que pronto contará con 226 Airbus A320, opera unos mil 400 vuelos al día.
Siguiendo su estela se fundaron aerolíneas como Air Berlin, Vueling, Norwegian o Wizz Air.
De tal forma que, poco a poco obligaron a las compañías históricas a adaptarse para no desaparecer en ese sector del mercado.
A partir de 2013, Lufthansa confió a Germanwings sus enlaces europeos desde y hacia Alemania, con excepción de los vuelos desde y hacia Fráncfort y Múnich.
Por su parte, Air France-KLM está desarrollando su filial, Transavia.

¿Es seguro volar en una low cost?

Desde el punto de vista técnico, las aerolíneas de bajo costo están sujetas a las mismas normas de seguridad que el resto y si no cumplen con la normativa no tienen permiso para volar.
Las licencias para operar así las otorgan las autoridades de aviación civil del país al que pertenece la aerolínea y los estándares de seguridad son los mismos para Lufthansa que para Germanwings.

¿Hay más posibilidades de un siniestro?

No, incluso, la tragedia en el vuelo de Germanwings es la primera en Europa.
Por ejemplo, Ryanair presume de hecho de no haber sufrido nunca un accidente.
Además, podría decirse que en general las compañías de bajo costo se encuentran entre las aerolíneas más seguras, según muestra el ranking internacional de seguridad aérea, que elabora de forma periódica JACDEC (Jet Airliner Crash Data Evaluation Centre).
Incluso, la ELFAA (European Low Fares Airline Association) es una organización creada en 2003 y que actualmente cuenta con 10 miembros: EasyJet, Flybe, Jet2, Norweigan Air Shuttle, Ryanair, Sverigeflyg, Transavia, Vueling, Wizz Air y Volotea.
Ninguna de ellas ha sufrido nunca un accidente con víctimas mortales.
Dicha información de siniestros también se puede verificar en la base de datos del B3A (Bureau of Aircraft Accidents Archives).

¿Cómo reducen los costos?

Estas aerolíneas recortan costos fundamentalmente en su operación.
Despegues y aterrizajes se realizan en el mínimo tiempo posible porque el avión gana dinero volando.
Los mayores costos en este sentido son los de personal y combustible.
El combustible es el otro gran costeo que recortan, ya que cargar kilos extra de fuel provoca mayores consumos.

¿Qué tan usadas son las aerolíneas de bajo costo en Europa?

Los pasajeros y turistas se han acostumbrado en Europa a que sus desplazamientos aéreos sean en vuelos de medio radio y a precios muy baratos.
El low cost es una de las claves del actual boom turístico.
Por ejemplo, el pasado año los aeropuertos españoles recibieron 68.1 millones de pasajeros internacionales, un 5.7 por ciento más, según AENA (la entidad encargada de la navegación civil aérea y de los aeropuertos civiles en España).
Mientras las compañías tradicionales trajeron un 1.8 por ciento más de turistas, las de bajo coste crecieron un 10.3 por ciento.
El tráfico está repartido casi a partes iguales entre las aerolíneas tradicionales (con 52 por ciento) y de bajo costo (48 por ciento).

FUENTE:

 Grupo Reforma

volver arriba

FUNDACIÓN FRAX

Datos de Contacto

Teléfono: (+34) 96 686 40 40
Fax: (+34) 96 686 42 42
Paseo de las estrellas 3,
Albir · L’Alfàs del Pi
(Alicante, España)
turismo@fundacionfrax.org