Menu

twitter2facebook2googleplus2youtube2

Los vuelos Charter

Los vuelos charter pueden definirse como aquellos que realiza una compañía aérea contratada por otra empresa, normalmente un touroperador. Y es que mientras que los vuelos programados salen a intervalos regulares con billetes que pueden adquirirse hasta el día de salida por el público en general, un vuelo charter suele ser reservado con mucha antelación y como parte de un paquete de viaje privado.

La mayoría de los vuelos son ocupados por empresas de turismo, que lo alquilan al completo como parte de un paquete que incluye alojamiento, alquileres y otras actividades para unas vacaciones completas. Contratan el vuelo para un día y ruta específica, y se encargan de vender los asientos. En ocasiones empresas, escuelas u organizaciones reservan un vuelo charter para recibir una mejor tasa de interés de la compañía aérea.

Mientras que en el pasado, un vuelo chárter sólo podría obtenerse a través de una empresa turística, en los últimos años las compañías de chárter han abierto sus ventas de entradas al público en general. Debido a la tasa de descuento, un vuelo chárter debe esforzarse constantemente para la ocupación máxima, más que las tradicionales líneas aéreas regulares. A veces puede adquirirse ticket para un charter los días previos al vuelo, para captar las plazas que no se han vendido.

Debido a los márgenes de beneficio pequeños y de tamaño relativamente pequeño de la mayoría de compañías de vuelos chárter, algunas de estas compañías han reducido la estabilidad financiera en comparación con las principales compañías.

Por otra parte, algunos profesionales atribuyen la aparición de las compañías Low-Cost o bajo coste al fenómeno originado con las ventas de último minuto de los vuelos charter, aunque los vuelos “low cost” nacieron dando otro tipo de servicios, diferenciándose completamente de los que ofrecían las grandes compañías, incluso cuando operaban con charters.

En este sentido, los low cost se caracterizaban por operar en aeropuertos secundarios, con rutas de corta distancia, aviones pequeños, como el Boeing 737 y sin servicios en vuelo. Las grandes compañías ofrecían más servicios, como el almuerzo gratuito a bordo o más espacio a bordo, además de una flota de aviones diversa.

Con la desaparición a bordo de los servicios que ofrecían las grandes compañías, la tendencia hoy lleva hacia un modelo hibrido. Vuelos de bajo coste que ofrecen, por un coste extra, mejores servicios.

FUENTE:
R. López, Museo del Turismo

 

volver arriba

FUNDACIÓN FRAX

Datos de Contacto

Teléfono: (+34) 96 686 40 40
Fax: (+34) 96 686 42 42
Paseo de las estrellas 3,
Albir · L’Alfàs del Pi
(Alicante, España)
turismo@fundacionfrax.org