Menu

twitter2facebook2googleplus2youtube2

Hoteles para adultos

|| ||

En 2006 un empresario austriaco creó el primer hotel pensado sólo para recibir huéspedes adultos, el Cortisen Am See. El mismo, aunque permite mascotas, no deja que en sus instalaciones se hospeden niños. El “no kids” aparece, de hecho, en un lugar destacado de la pantalla inicial que promociona el establecimiento en Internet. La apuesta por abrir el hotel sólo para adultos le costó en su momento las críticas de la zona, sin embargo, su idea terminó exportándose y cada vez tiende a aplicarse más en otros destinos consolidados, también los españoles.

En España han optado por esta fórmula principalmente hoteles de 3 a cuatro estrellas, los cuales anuncian de forma más sutil la exclusión de menores en función de la legislación de cada Comunidad Autónoma. En Benidorm, por ejemplo, el Hotel Levante Club & Spa colgó en 2009 un aviso en Internet informando que a partir de una determinada fecha no aceptaba “reservas con menores de 16 años». El pasado año 2011, otro establecimiento de la misma ciudad, el Sandos Mónaco, anuncia que desde noviembre es “Adults Only”, sin especificar edades, y el Magnolia de Salou, como recurso, no cita restricciones pero su web solo permite realizar reservas a adultos.

La creación de este tipo de establecimientos dirigidos en exclusiva a un público mayor de edad nace, por otra parte, como un producto más dentro de la especialización a la que tiende el sector desde hace años. Un producto del que ya ha surgido otro aún más especializado, el de los Love-Hotels, pensados no sólo para adultos, sino para los encuentros entre éstos bajo la más absoluta discreción, y que posibilitan las reservas por horas para encuentros amorosos.

FUENTE:
Reportaje de Hosteltur sobre el "Adults Only"

Más Información:
Adults Only, el producto de moda que ya es tendencia

volver arriba

FUNDACIÓN FRAX

Datos de Contacto

Teléfono: (+34) 96 686 40 40
Fax: (+34) 96 686 42 42
Paseo de las estrellas 3,
Albir · L’Alfàs del Pi
(Alicante, España)
turismo@fundacionfrax.org